Documento sin título

 

:::Medidas urgentes para hacer subir el precio del cobre:::

Medidas urgentes para hacer subir el precio del cobre



Debido a la muy importante caída del precio del cobre, como consecuencia del pánico provocado por la actual crisis financiera, aparecen los grandes titulares que nos dicen que se acabó el ciclo de buenos precios del cobre, que habrá crisis en el sector y que los precios no remontarán. A ello decimos calma, porque el precio del cobre volverá a subir una vez que los especuladores se calmen. En una crisis como esta, en la que en pocas semanas se “volatilizan” decenas de billones de dólares en el mundo, quiebran bancos y financieras, y otros son rescatados in extremis por los Estados, es perfectamente normal que la crisis de los papeles, de las “expectativas y de lo intangible”, afecte al mundo de lo real y tangible como el petróleo, el cobre, la construcción, etc., pero ese efecto no puede extenderse por mucho tiempo, porque el consumo de lo real, es lo que cuenta en economía.



En efecto, el mundo seguirá consumiendo televisores, computadores, celulares, refrigeradores, automóviles, se seguirán construyendo viviendas, las fábricas funcionando, etc. etc., y en todos ellos se utiliza el cobre. En la actualidad la humanidad no puede vivir sin la electricidad, y la electricidad sin el cobre, y siempre será así en los próximos dos o tres siglos, y en consecuencia, no se puede prescindir del cobre, y cerca del 50 % de ese cobre se encuentra en Chile. Las turbulencias actuales de los mercados financieros, pueden afectar en el corto plazo a la economía real, pero la especulación no es la base de la economía, y no podrá afectar por largo tiempo el precio del cobre, sobretodo, porque el aumento que había tenido en los 3 últimos años no se debió a un aumento “extraordinario” de su consumo, sino que a una fuerte caída de su oferta, y en consecuencia, la demanda de cobre no puede verse afectada sensiblemente en el mediano plazo, por una nueva disminución del consumo en los países desarrollados, porque esa disminución se viene observando desde hace ya varios años y no puede seguir bajando en forma importante.



El consumo mundial de cobre refinado, entre 1994 y el año 2000 creció en de 3,44 millones de toneladas, mientras que desde el año 2000 al 2006, el consumo mundial aumentó en 1,87 millones de toneladas solamente, es decir, ya existía desde el año 2000 una fuerte caída del consumo de cobre en los países desarrollados, y si a pesar de esta baja en el consumo, el precio aumentó considerablemente, ello se debe principalmente a la fuerte caída en el crecimiento de la producción chilena de cobre, que pasó de un aumento en 2,9 millones de toneladas entre 1994 y el 2000, a solo 0,9 millones de toneladas, entre el 2000 y el 2006, es decir, la producción chilena creció en apenas la mitad de lo que creció el consumo, y por esa razón aumentó el precio del cobre.



Lo que es innegable es el aumento del consumo de cobre por parte de China, que desde el año 2000 al 2006, aumentó en cerca 2 millones de toneladas su consumo de cobre refinado, pero a la vez, en este mismo lapso de tiempo, se produjo una caída del consumo de cobre de parte de los EEUU en cerca de un millón de toneladas, de 300 mil en el Reino Unido, más de 200 mil en Francia, disminuyó el consumo incluso en países productores como Canadá y Australia, y otros grandes consumidores como Japón, Corea o Alemania, solo han logrado mantenerlo. Es decir, el gran crecimiento del consumo de cobre por parte de China, es contrarestado por la disminución o estancamiento del consumo en los grandes países desarrollados, y ambas cosas se explican, en razón que una gran cantidad de fábricas se han cerrado en EEUU y Europa, e incluso en Japón, para instalarse en China, provocando un desplazamiento de la demanda de cobre y de otras materias primas desde los países industrializados hacia China.



Es decir, si ya en años anteriores había bajado el consumo de cobre en los países desarrollados, es muy poco probable que la crisis financiera actual, pueda provocar una nueva y fuerte caída del consumo de cobre en estos países, sin afectar su desarrollo económico y el nivel de vida de su población, que seguirá “consumiendo” computadores, televisores, celulares, refrigeradores, automóviles, etc., y por ello, si una pequeña disminución del consumo de cobre se llega a producir en los próximos meses, ello no puede afectar en forma importante su precio de largo plazo, que debe situarse en alrededor de 3 dólares la libra, que es por lo demás su precio real histórico. Pero para ello es necesario controlar la oferta, y en ello es Chile que tiene la palabra, porque nuestro país monopoliza el 37 % de la producción mundial, y el 60 % del comercio mundial de cobre, y en consecuencia, puede decidir de su precio, con mayor peso que los 11 países de la OPEP en el petróleo, que controlan solo el 40 % de su comercio mundial, y a pesar de ello deciden su precio.



Sin embargo, con la actual crisis, la especulación financiera puede de todas maneras afectar en el corto plazo el precio del cobre, y por ello el gobierno de Chile puede implementar algunas medidas urgentes para hacer subir el precio, entre ellas:



1.- Utilizar una pequeña parte de los excedentes que ha generado el mismo cobre, más bien dicho Codelco, para comprar todas las existencias de cobre que existen hoy en los mercados mundiales, que se sitúan alrededor de las 500 mil toneladas, que al precio de 2 dólares la libra, alcanza a apenas a 2.200 millones de dólares, y en vez de guardar activos financieros que pueden desaparecer, Chile guardaría cobre, y ganará mucho dinero posteriormente haciendo subir el precio del cobre. El simple anuncio que el Estado de Chile comprara los stocks disponibles de cobre, hará subir el precio.



2.- Nacionalizar las grandes empresas mineras extranjeras, lo que no sólo se justifica desde un punto de vista económico, sino que además nada lo impide desde el punto de vista legal o constitucional, e incluso existen varios yacimientos que la Presidente puede nacionalizar por simple decreto.



3.- En vista que el 60 % del cobre que se comercializa en el mundo es chileno, y en virtud del art. 18 del DL 1.349, la Presidenta de la República puede: “Cuando perturbaciones graves en los mercados internacionales así lo aconsejen, o en situaciones bélicas mundiales que impidan a los productores efectuar normalmente las ventas de cobre en forma compatible con los intereses del Estado, o en situaciones excepcionales que comprometan el interés nacional, el Presidente de la República, previo informe del Consejo Superior de Seguridad Nacional, del Consejo Monetario y de la Comisión Chilena del Cobre, podrá decretar, sin excepción alguna, el monopolio del comercio de exportación del cobre chileno y de sus subproductos. El monopolio deberá dejar a salvo el cumplimiento de los contratos de venta vigentes a la fecha de su establecimiento y que resulten afectados por éste”.



Esta ley existe desde 1976, y ninguna minera extranjera podría alegar “cambio en las reglas del juego”, porque todas invirtieron después de 1976 con vigencia de esta ley. Entonces Sra. Presidenta, por un simple decreto, Ud. puede establecer que el precio del cobre sea a lo menos de 3 dólares la libra, o el que Ud. disponga. Y también por un simple decreto puede nacionalizar algunas mineras extranjeras, y con una simple orden al Ministro de Hacienda, de comprar todos las actuales existencias de cobre en el mundo.



FUENTE: Julián Alcayaga O.

Economista

www.defensadelcobre.cl





Comunidad - 04/11/08

 

 

Documento sin título
INICIO SESION USUARIO
Nick:
  
Clave:
  
BUSCAR
Busca en Portal Choapa con Google

ENCUESTA

¿Cuál es el mayor atractivo cultural del Valle del Choapa?

1.Petroglifos
2.Río Choapa
3.Raja de Manquehue
4.Reserva Nacional de Chinchillas

Mini-Chat
Documento sin título
Sitio desarrollado por Useco - Todos los Derechos Reservados
Montepío 391 2do. Piso - Salamanca - Tel (53) 551 309