Documento sin título

 

:::UN PROBLEMA PERRUNO (SIN SOLUCION A LA FECHA):::



Es común ver por las calles de Salamanca una gran cantidad de “perros vagos o “perros callejeros” que se han tomado cuanto espacio público existe sin ningún tipo de control ni tampoco una acción coordinada por parte del Municipio. El Departamento de Salud del Ambiente del Hospital local, hace algunos años, presentó ante el Concejo Municipal salamanquino un proyecto para hacer el control efectivo de estos animales, exposición técnica realizada por una Doctora del Ministerio de Salud. Alcalde y Concejales, en esa fecha, elogiaron la exposición y felicitaron al equipo de Salud que les había ilustrado sobre esta problemática. Sin embargo, al pasar de los años, no se ha visto ninguna solución concreta, ni se ha escuchado de ninguna propuesta seria para erradicar de una vez por todas esta verdadera plaga de perros que nos está invadiendo en el día de hoy. La responsabilidad del Departamento del Ambiente es casi nula, ya que desde aproximadamente seis años, por política ministerial, se cerró el programa que los autorizaba a practicar la eutanasia canina, la que reducía el libre tránsito por las vías públicas de los perros vagos o callejeros. Entonces la responsabilidad recae en el Municipio, que debería haber implementado desde hace mucho tiempo (desde el tiempo de la charla), un canil (o perrera), para acoger a estos animales, brindándoles protección, alimentación, salud y cuidados como se lo merecen, ya que están totalmente abandonados. La gran cantidad de fecas (“caca”), meados, garrapatas, pulgas, y otras infecciones que se propagan por la libre circulación de estos perros, además de los verdaderos basurales públicos en que están convertidas las calles y pasajes del radio urbano por la rotura de las bolsas de basura que realizan los canes por tratar de conseguir comida, son tan sólo las consecuencias de la falta de ideas, “voluntad política”, inoperancia y total desconexión con los problemas del común de los ciudadanos de quienes tienen actualmente la facultad para solucionar estos problemas (…y quieren seguir…). Los ciudadanos atacados y mordidos por estos perros, buscan culpables y responsables de estas situaciones. ¿QUIÉN PODRÁ AYUDARNOS?

EQUIPO SIN CENSURA (Por la salud humana y canina) - 02/07/08

Efectivamente existe un tremendo problema con respecto a los perros vagos, pero la responsabilidad no es sólo de las autoridades. Es la falta de inteligencia, ética y conciencia de la comunidad de Salamanca el origen del problema de los perros vagos. Mientras no seamos capaces de identificar un problema y reconocer un error, no habrá jamás solución. Es muy fácil achacar el asunto a algún estamento ya se apúblico como privado, pero la comunidad también puede actuar. Debemos ser honestos en reconocer que nuestra comunidad adolece de líderes que promuevan acciones públicas y que siempre espera que las autoridades hagan algo. Esa actitud tan poco constructiva y facilista resulta nefasta. Todo el mundo critica y nadie da iniciativas concretas. La comunidad de Salamanca se está llenando de opinólogos que hablan de todos los temas sin estar informados. Criticar es el recurso del inepto, actuar es la solución. Actualmente se está elaborando un proyecto para abordar el tema de los perros vagos y callejeros, pero su proceso demora porque se deben investigar algunos factores, como el tamaño que debe tener el recinto para la realidad de Salamanca. Y les hago una premonición: si se implementa el canil municipal, Salamanca se convertirá en terminal de mascotas desamparadas de las localidades aledañas. Insisto, el problema de Chile somos los propios chilenos... - Francisco Rojas

 

 

Documento sin título
INICIO SESION USUARIO
Nick:
  
Clave:
  
BUSCAR
Busca en Portal Choapa con Google

ENCUESTA

¿Cuál es el mayor atractivo cultural del Valle del Choapa?

1.Petroglifos
2.Río Choapa
3.Raja de Manquehue
4.Reserva Nacional de Chinchillas

Mini-Chat
Documento sin título
Sitio desarrollado por Useco - Todos los Derechos Reservados
Montepío 391 2do. Piso - Salamanca - Tel (53) 551 309