Documento sin título

 

:::APUNTES SOBRE LA IDENTIDAD CULTURAL DE SALAMANCA:::



Al ir por las calles de Salamanca, al pasar por ellas, entremedio de mucha gente, llegar a la plaza y en ese intertanto casi infinito, te das cuenta inexorablemente que este pueblo que conociste desde pequeño ya no es el mismo y sin duda como todo lo que cambia, jamás volverá a ser el mismo, el de tus amigos de infancia y juventud. Hoy las calles corren intransigentes y apresuradas, con sus vendedores, funcionarios y por sobre todo con sus campesinos que asisten precisamente día por medio a comerciar sus esfuerzos y sus productos; a sanar sus heridas y sus penas al hospital y al bar, todos ellos y nosotros somos el alma del pueblo en iguales partes y en iguales condiciones. Y entre este intrincado tránsito de personas, vehículos, problemas y sueños del salamanquino, con facilidad y con mucha frecuencia nos damos cuenta que no conocemos a nadie con quien nos topamos, que no sabemos quienes son, y que sin embargo nos parecemos, en la forma de andar, en la forma de hablar, y cuando hablamos nos conocemos en la forma de hablar, y cuando uno habla con un afuerino nos damos cuenta que no sueña como nosotros. Sin duda hoy hay mucha mas gente con nosotros que se convierte en un frío habitante de Salamanca y que engruesa las nóminas, estadísticas frías e impersonales. Evidentemente hace 40 ó 60 años atrás aquí todo el mundo se conocía, sabía quien era quien y que problema le aquejaba y la solidaridad de un pueblo rural estaba ahí, presente junto al caído y el afligido. Hoy ya no es así, y si lo es, se desconoce. Salamanca, ese nombre tan especial y también tan sin relación con nosotros, pero que queremos tanto, hoy es un pueblo o una ciudad, no nos hemos puesto de acuerdo en ello, y en esa inexactitud para clasificarla radican gran parte de sus problemas y su identidad cultural y encanto. Somos un pueblo de fuertes raíces rurales, de sólida raigambre campesina con todo lo que ello significa, y más, con toda la parafernalia que acostumbra a una ciudad moderna para realizar sus acciones, producen una notable confusión en nuestra identidad cultural. La decisión de comenzar a escribir estas palabras sobre la identidad de Salamanca, es motivado fundamentalmente por ver en nuestras calles esa gran cantidad de personas desconocidas, se me imagina impertérrita, que son jóvenes, hombres y mujeres que nos indican que seguimos siendo una sociedad en movimiento, creciendo hacia el futuro, pero desconociéndonos. Para comenzar este modesto trabajo, necesitamos del tiempo necesario para asistir y ver una serie de eventos que realizan y montan nuestros jóvenes y vecinos, del sector urbano y rural que tienen una gran fuerza de desear conservar nuestra identidad, de ellos nace este trabajo y para ellos es. Ahora, para acometer esta empresa de escribir en forma lo más real posible sobre nuestra identidad cultural en Salamanca, recurrí a mis amigos y conocidos, a otros de notable prestigio en nuestra comuna; destacados obreros y campesinos, sobresalientes vecinos. La idea era poder, con mucha acuciosidad despejar el objetivo que se necesita obtener, libre de influencias emocionales y publicitarias consumistas que pudieran opacar esta labor. Un gran inconveniente fue constatar que no existe una recopilación de antecedentes históricos de la comuna centralizada en un solo lugar, de hecho ya lo sabia de antemano, evento que me llevó a realizar un mayor esfuerzo en tiempo y energía. La recopilación de antecedentes, muestras, notas, requirió de confeccionar algunos archivos, que de tanto en tanto, se fueron llenando de papeles, recortes, sueños y ansioso placer por continuar escribiendo sobre el particular. De los antecedentes recopilados, debo dar gracias a personas del pasado que tuvieron la paciencia, el cuidado de juntar elementos que hoy me sirven para este trabajo. En esas personas anónimas y alejadas de mezquinos protagonismos reconozco afecto y cariño por Salamanca. Los últimos años del siglo XX pasaron vertiginosamente por nuestras calles polvorientas y por las pavimentadas, y en ellas quedaron atrapados hechos, sucesos que nos marcaron para siempre. El siglo XXI llegó silencioso, probablemente pasará más rápido que el siglo anterior por nuestras calles y por nuestras vidas, y de hecho los acontecimientos serán desapercibidos y sólo quedará un tenue recuerdo del pasado en esta confusión bulliciosa del diario acontecer. Sin embargo el análisis del siglo XXI y la identidad cultural de Salamanca en este nuevo decenio, será trabajo para un futuro ensayo y escribidor, de seguro lo estará esperando ansiosamente. Intentaré en cada uno de los temas, ser lo más preciso posible, sin embargo, como en ello me va mucho afecto, de seguro UD. encontrará más de algún llanto, también un corazón. Para finalizar debo señalar que este trabajo es sólo un intento imperfecto para lograr destacar algunos aspectos de nuestra identidad cultural, quedando absolutamente abierto a la discrepancia, discusión y mejoramiento del mismo. Intentaré no mezclar la historia de Salamanca en este trabajo, a menos que sea estrictamente necesario, pues esa labor es más ardua aún que esta, y justamente debe ser realizada por profesionales, en lo posible luego.

Alfonso Maturana L. - 01-12-2006

La muestra de la chinchilla es extraordinaria,mas aun que gran parte de la exposiciòn de animales como la chinchila y otros al ser noctambulos,en la muestra se realiza mediante un NOCTURAMA,que es ambientaciòn nocturna en pleno dia. Vale la pena venir a ver. - Alfonso Maturana

Me gustaria tener mas información al respecto, si alguien sabe mas datos dejenlos acá. Gracias, excelente el portal. - Andrea Lopez

 

 

Documento sin título
INICIO SESION USUARIO
Nick:
  
Clave:
  
BUSCAR
Busca en Portal Choapa con Google

ENCUESTA

¿Cuál es el mayor atractivo cultural del Valle del Choapa?

1.Petroglifos
2.Río Choapa
3.Raja de Manquehue
4.Reserva Nacional de Chinchillas

Mini-Chat
Documento sin título
Sitio desarrollado por Useco - Todos los Derechos Reservados
Montepío 391 2do. Piso - Salamanca - Tel (53) 551 309